🏔 Etapa 2×07 🇳🇵 – ✊🏼Buenos Tiempos Para el Rock'N'Roll🤘🏼

🔙Etapa anterior: 🇳🇵Una Especie Diferente🏔

El sol me despierta a las 6 de la mañana, no hay cortinas y el sol amanece por mi enorme ventanal. Por la mañana hace mucho más frío que por la noche, que ya es mucho decir, -10°C según los autóctonos. Pese a los 2 edredones y estar metido en la cama con ropa no consigo dormirme.

No exagero cuando digo que hace muchísimo frío en la habitación, nunca había visto un mensaje así en un aparato electrónico, si por temperatura demasiado elevada, pero no esto. Y es que toco el móvil y está congelado, más frío que el abrazo de una suegra, como cuando coges unos hielos con las manos y notas que casi quema. Me meto el móvil conmigo en la cama, que estaba al sol, cómo estarán el resto de cosas a la sombra…

Me pongo en la mitad de la cama que da el sol y estoy ahí hasta que cojo el suficiente calor para atreverme a salir. Desde por la mañana suena música nepalí en la cabaña, ya me dijeron ayer que ellos de acuestan a las 10 y se levantan a las 6, al amanecer, yo les dije que probablemente me levantaría más tarde. Como sé que la familia está en marcha me voy directo a la lumbre a calentarme, en lo que cojo un poco de calor, sobretodo en los pies, salgo a la calle para ir al baño y me quedo asombrado, ¡Qué maravilla de sitio! Hace muchísimo frío pero un gran día soleado, por lo que se está a gusto.

Voy a ver mi moto, la pobre, ¡Vaya noche habrá pasado! No me dejaron meterla en la casa, aunque creo que de poco habría valido, viendo el praxticam nulo aislamiento del frío. Quería haber salido a ponerla la funda pero ya habían cerrado las puertas. Son las 10 de la mañana, lleva 4 horas al sol y el asiento aún está helado. La botella de agua que dejé en la moto es un mazacote de hielo pero el encanto del lugar merece la pena de todo lo anterior.

Volvemos a la lumbre a ver si nos dan algo pa desayunar. Espaguetis con carne de búfalo, un desayuno de verdad, como a mi me gusta. Esta vez se me ha olvidado decirles lo del no-spicy y si, normalmente por estos países, se lo dices y se la repampinfla, imaginaos hoy que no les he dicho nada. Se lo digo a la mujer y se desorina, pero miremos el lado bueno, también me calentaré por dentro JAJAJA. Eso sí, con sal del Himalaya auténtica y otras especias, todo 100% natural.

La familia es encantadora pero la matriarca es otro nivel, se está partiendo el culo todo el rato, cualquier cosa que la dices se empieza a reír y es sumamente contagiosa. Como es la única que habla inglés, les va traduciendo al resto lo que le digo y, como ella se descojona al contarlo, pues los demás también.

Encontramos un enchufe en el salón, que es a repartir entre toda la gente. Hasta ahora habíamos tirado de las 2 baterías externas que llevo siempre, pero anoche tuve problemas una de las veces que paré la moto por la noche; se quedó sin batería.

Everest mode ON!

Lo primero que pensé es que igual de tantos calentones durante tantos días podía haber vuelto a fundir el regulador de tensión, pero tiene demasiado poco tiempo. Creo que fue un conjunto de cosas: a mi moto le afecta mucho la altitud, cuando voy a sitios muy altos (aquí a más de 3.000 metros de altura según los autóctonos) baja bastante el ralentí, tanto que ayer se me paraba en cuanto dejaba de acelerar (por debajo de las 500 rpm, cuando lo normal son unas 1000), por lo que al pasar tanto tiempo a bajas revoluciones la moto no carga todo lo que debería. Si a eso le sumamos tantas horas con las luces de serie y las antinieblas encendidas, cargando 2 dispositivos por USB y el continuo calentón que provoca que el electroventilador tenga que estar funcionando continuamente, obtienes que la carga de batería de la moto es menor que el consumo, lo que terminó por agotar la batería.

Creo que ésta cabaña es el sitio más auténtico donde me haya alojado nunca. No es algo que se haya construido para ir a pasar un fin de semana de vacaciones, ésta gente vive aquí, sin apenas tecnologías.

Eso no significa que estén aislados, todas las familias forman una comunidad donde cada familia aporta una cosa y entre varias familias cubren todas las necesidades necesarias, para ellos.

No son pueblos como tal, cada casa está en un sitio, desperdigadas. No hay policía, ni servicios fé salud, nada, pero son autosuficientes.

Pongo el casco y todo lo que puedo al sol de la ventana, las cosas están literalmente heladas.

Me bajo la ropa alrededor de la lumbre para que se caliente hasta justo antes de ponerme cada prenda.

Sobre las 11 de la mañana consigo terminar de ponerme todas las capas que puedo y preparar la moto para emprender el camino de vuelta, pues toca deshacer todo lo andado el día anterior.

Como siempre, orgulloso de lucir el estandarte de mi Moto Club, ésta vez en el Everest.

Una foto con la matriarca, que es la puta ama, todo sencillez y buen humor, de veras me alegro de haberla conocido, pero toca volver a la carretera, o al OffRoad mejor dicho, sea como fuere… ¡Son buenos tiempos para el Rock’N’Roll!

Si habéis abierto el enlace de la canción, probablemente no conozcáis al grupo que canta el tema, Gallos, Rock’N’Roll en tu puta cara, uno de mis mejores descubrimientos de los últimos tiempos, que además me han cedido su música para mis vídeos.

Seguimos con la ruta que hicimos anoche, pero en sentido contrario y de día, lo que cambia todo.

Las vistas son espectaculares, prácticamente todo es 100% natural.

Sigue haciendo un frío terrible, por debajo de 0°C, pero al menos hoy es de día y se lleva mejor.

De vez en cuando desaparecen los caminos y te encuentras con tramos de carretera como éste, exquisitos.

Por Nepal es muy común encontrarse templos todo el rato, que son la mar de curiosos.

Conforme nos vamos acercando a “la civilización”, la carretera principal que atraviesa Los Himalayas, los poblados se hacen más grandes.

Para evitar uno de los grandes vadeos de anoche, nos la jugamos por un puente colgante.

La noche anterior casi nos la damos cruzando ese paso de agua, que bajaba con mucha corriente, por lo que ésta vez probamos por el puente.

Casi nos tira al suelo una de las maletas al bajar los escalones de salida del puente, pero libramos éste asalto.

Tras 3 días sin repostar, encontramos una gasolinera, la pasamos el día anterior pero ya estaba cerrada y no nos quedamos tirados gracias a las garrafas de combustible extra.

Continuamos la marcha, sin prisa pero sin pausa, unas 8 horas de viaje para 160 kilómetros, al menos eso nos llevó el día anterior.

El día avanza más rápido que nosotros y, otra vez, empieza a anochecer.

No dejan de aparecer rincones asombrosos, todo el rato.

Vamos de cumbre en cumbre, coronando cada una de ellas, ya sea OnRoad o pure-enduro.

Lo más curioso de ésta foto no es que nos hayamos encontrado un camión con el escudo del Real Madrid plasmado en grande, sino que el día anterior me crucé con éste mismo camión en algún lugar perdido de la mano de Dios.

Seguimos avanzando de noche, pues no nos queda otra, pero se nota que ya no estamos tan altos, pues hace mucho menos frío que el día anterior.

Tras un par de horas conduciendo de noche, conseguimos llegar a la carretera principal de los Himalayas, donde no debería ser difícil encontrar hotel, pero no sé si es por el cansancio o por el famoso mal de altura, tengo un agudo dolor de cabeza.

Tras andar unos 20 kilómetros por la carretera principal, encontramos un pueblo lleno de hoteles, lo cual me sorprende, teniendo en cuenta los pocos que hemos visto fuera de Katmandu.

Tras un par de hoteles llenos, el dueño de un hotel nos dice que le sigamos en su moto al pueblo de al lado, donde tiene otro Hotel.

Ha sido un día bestial, tan duro como entretenido y la bestia ha vuelto a sorprender al mundo con su extrema polivalencia, da miedo ver que ni si quiera el Everest puede llevarla al límite, pues ni se ha quejado en todo el día.

Son las 11 de la noche y la cocina del hotel está cerrada, por lo que agotamos las últimas reservas de jamón ibérico en la habitación, donde una vez más estamos sin calefacción y con muchisimo frío, aunque al menos tenemos agua caliente. Lo único que está claro es que; Son buenos tiempos… ¡¡Para el Rock’N’Roll!!

🔜Etapa siguiente: 🇳🇵Etapa 2×08🔙 ✊🏼P’aquí, P’allá🤘🏼

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: