🇧🇬 Etapa 1×10 🇬🇷 – ✊🏼El Último Clásico🤘🏼

Empezar con un buenos días sería demasiado atrevido, dadas las condiciones de mi alojamiento😂, así que arrancaremos con un: ¡Ey! ¡Qué pasa!

Asombrosas vistas desde mi lujoso hotel, estoy en un altillo y parece un -1.

Estamos en Sofía y quien nos lo iba a decir, echando de menos al lujoso hotel Baron. Dejamos lo antes posible el antro este con esperanza de que nuestra moto siga en el parking. Así es, recogida de campamento, otra vez amigo espaniol Barsa-Madri-Messi y vamos a buscar un desayuno Búlgaro.

Loquillo; El Último Clásico.

Ayer cuando me levanté en Bucarest me salió una notificación de YouTube; nueva canción de Loquillo: El último Clásico. Obviamente la escuché al instante y la he elegido como título para esta etapa. ¿Por qué? Porque, si todo va bien, hoy acabaré en Grecia, el último país de Europa, el viejo continente. Me hizo gracia la relación y algunas frases: “Cuando tengas miedo, no busques nada nuevo… Yo soy el último clásico“. La semana pasada en Austria, hablaba con Paloma y Abraham que hoy en día apenas se ven moto viajeros jóvenes. Y eso que con las redes sociales te enteras de (casi) todo. Yo recuerdo que de niño veía pasar más aventureros y casi siempre eran gente jóven, para mí entonces eran mayores, a los que miraba con asombro y no entendía nada. Los tiempos han cambiado, supongo. En lo que he viajado, de momento me encuentro más matrimonios de avanzada edad o grupos de amigos de 40 – 60 años, que chavales jóvenes con ganas de comerse el mundo. Me imagino que Loquillo vuelve a tener razón; “Están demasiado informados, pero no son tan apasionados“.

Panadería típica Búlgara con mucha variedad de Banitsas

Después de esta reflexión Gas & Rollesca en su estado más puro dentro de mi casco, encontré una panadería donde tenían Banitsa, el desayuno que me había dicho Emi que tenía que probar.

Degustando con elegancia y finura, como siempre.

La idea es hacer algo de turismo por Cофия (poco, no os perdéis nada) y poner rumbo a la zona de Rila, con su monasterio y su Parque Nacional, donde verdaderamente está el encanto de Bulgaria, en la naturaleza. Tras encontrar una panadería, mientras  desayunaba (el que yo elegí picaba de c***nes) aprovecho para videollamar a mis padres, los megas dan igual, ¡Me sobran! Total, solo me queda Grecia para fundir mi tarifa del resto del mes jaja.

Gas & Roll por Sofía/Cофия

Dejamos alguna pegatina por софия y arrancamos dirección sur. Al poco tiempo paramos a repostar, ya que era una gasolinera grande y en zona campestre, aprovecho para hacer revisión y mantenimientos preventivos. Sigo buscando bridas, el paquete que compré al salir ya lo he fundido, pero aquí tampoco tienen ¡Qué complicao es encontrar uno de los mejores y más baratos inventos de la historia! Tampoco tienen cinta aislante, que siempre llevo pero en el anterior viaje la gasté reparando las botas en Venecia 😅.

Honda Power!

Veo una Honda Goldwing y dos personas tumbadas a su lado, en una zona de césped a la sombra, me orillo a su lao y empiezo con lo mío. Había que tensar el kit de arrastre primordialmente, si hubiese tenido bridas habría mejorado algunas de mis instalaciones como la instalación de ruedas (la de línea 9, no, la de mi moto) o la de las cantimploras. Reorganizo el baúl de atrás que está hecho un desastre, pongo alguna pegatina que no me ha dado tiempo a poner, reorganizo cables y cargadores… Se levantan los moteros, un matrimonio maduro que no hablan absolutamente nada de inglés, lo raro es que español tampoco, ¡Son Serbios! Ko conseguía descifrar su matrícula, hablamos como podemos, nos entendemos poco pero nos reímos mucho.

Serbia -vs- España

Nos hacemos una foto, conseguimos explicarnos nuestro viaje mutuamente, me dicen que estoy loco, ¡Qué novedad! Después de eso el hombre me da un abrazo y unas palmadas en la espalda mientras se ríe, ella me da la mano. Les doy unas pegatinas y les explico que ahí está mi viaje, se miran asombrados. El hombre según la recibe, la pone en la imperial Goldwing. Les digo que tengo que hacernos una foto con ella y nos volvemos a despedir.

¡Me molesta mucho la claridad! ¡Jajaja!

Bueno, se nos han ido 2 horas del día, pero seguimos agusto, te quedas más tranquilo cuando pones tu casa en orden, ¿No? Pongo la GoPro en el soporte que llevo en el retrovisor, arranco y cuando ya iba por alguna autovía, en orden de marcha, intentando recuperar un poco del tiempo perdido empleado, a 150-160 Km/h… ¡¡FIUMMMM!! Veo pasar mi GoPro por el rabillo del ojo, la sigo con la mirada y veo que va directa contra el morro de un camión, que obviamente me pita ¡HOSTIA TERRIBLE!!

Esto empieza mal…

Cuando volvía la cabeza hacia la carretera me parece ver (o me imagino) trozos de plástico volar. Intento volver al carril de la derecha y parar en el arcén lo antes posible. Vuelvo caminando hacia atrás y empiezo a encontrar trozos de plástico y restos de los soportes de la cámara… Pero ni rastro de la cámara, bueno, rastros son lo único que encuentro. Cruzo la carretera, busco entre los dos sentidos de la autovía, nada. Pero si la cámara es lo más compacto, ¡Tiene que estar! Me planteo si se habrá ido en el morro del camión, despues de un rato caminando en círculos, vuelvo hacia la moto haciendo un barrido y me parece ver algo, espero que no sea algún trozo de plástico que haya tirado alguien… ¡No! ¡Es mi cámara! ¡Está reventada! Fue bonito mientras duró.

“Al que no sale, no le pasa”

Recojo todo y lo guardo como puedo en el amoto, estoy en el arcén y es peligroso. Me digo: “No pasa nada, es sólo una cámara y tengo casi todo descargado. Podría haberme pasado algo a mí o a la moto y eso sí es grave, ha sido una pérdida pero me tengo que sentir bien, el viaje sigue”. Como dicen los Zigarros; este es mi destino, es lo que sé hacer, sigo mi camino, empieza a anochecer (esto último no, son las 2 de la tarde)

No todo es tan duro como mi Honda…

Llego al desvío para el Monasterio de Rila, desde el GPS la carretera se ve: mmmmm, deliciosa. Además, había visto fotos de donde está el monasterio por lo que tiene que ser espectacular (aunque después de la Transfăgărășan nada podrá ser como antes, cualquier tiempo pasado fue mejor). Empezamos a tomar curvas, el pavimento está en completo estado de revista, las curvas no son muy cerradas pero no hay una sola recta. Voy serpenteando, avanzando y me dan ganas de grabarlo, pero no hay GoPro.

No pasa nada, al menos desde que recoloqué las ruedas puedo tumbar mucho más así que me sumerjo de lleno en el momento. La carretera es ida y vuelta por el mismo sitio, por lo que a la vuelta pararemos tranquilos a hacer alguna toma con el dron. Qué maravilla de lugar, solo se ven árboles, más árboles y curvas, 25 kilómetros deliciosos, a una velocidad moderada pero sin parar de tumbar a un lado y a otro, día soleado y 25°C no apetece que se acabe.

Llega el final, la carretera se acaba en la puerta del Monasterio, sumergida en una naturaleza salvaje y muy frondosa, hay algo de turismo pero todo muy tranquilo, se respira paz. A la entrada hay un cartel que están prohibidos los escotes y las mini faldas, ¡Menos mal que he venido con la ropa de la moto!

Aquí me sale que escriba la leyenda de la foto, así que pondré: Honda CBR 600 f4i del 2000.

El Monasterio es un sitio precioso, aunque se ve pronto, ¡Y yo tengo ganas de volver a esa carretera! Un paseo, unas fotos… Cuando llego tengo a 3 grupos de personas alrededor de la moto; un grupo de peregrinos jóvenes, vienen de Israel (luego el loco soy yo), un ruso que también tiene un moto y el gorrilla del parking y su secuaz. Todos especulando; “¿De donde será?, ¿A ónde irá?, ¿Kháce aquí?

Su móvil tiene cámara de milagro, quedamos en hacernos una foto con el mío y yo la subía a mi web.

Resuelvo sus dudas como puedo, solo los de Israel hablan inglés. Lo bueno es que aquí noto que mi inglés no es tan malo. Hablo un rato con todos, les doy algunas pegatinas. Le miro al del parking, que está delante de la moto con sus 110 kilitos, no pienso pagarle por aparcar en un sitio abierto, el único que hay, se me queda mirando y yo a él. Meto primera, me despido de todos con risas y algún acelerón y saliendo muy suave esquivo al gorrilla y le digo baii. No pagué, me da igual que sean, al cambio, céntimos.

Después de esto no hay mucho más. La preciosa carretera que me saca del Parque Nacional de Rila, esta vez voy parando a sacar algunas retratauras y pongo rumbo sur. Cruzo el Pirin National Park, muy bonito también. La frontera con Grecia está ahí cerca. Siempre que dejo un país con moneda distinta, intento parar a echar gasolina para gastar el dinero que tengo. Reuerdo que me queda dinero búlgaro, 20 y tantos loquesean, no recuerdo el nombre de la moneda, unos 10 euros.

¡¡AL FIN SÉ DE DÓNDE SON TODAS ESAS JUNTAS!!

Cambio de visera y tiramos, entramos en Grecia sin problemas, no me han hecho ni quitarme el casco en la frontera. Está anocheciendo, en España aún pica el sol a las 7 de la tarde, pero aquí son las 8 y ya es de noche. Avanzo un poco por Grecia hasta que veo algún pueblo grande. Me paro en el arcén y tiro de Booking, encuentro hotel, con buena pinta en el pueblo de al lado, Serres. Nunca lo hago pero miro bien las fotos y crónicas, aparte de la nota. Tiene todo muy buena pinta, pero no tiene lavadora y estoy bajo mínimos. Es lo que hay.

Gas & Mosquitos .com

Cruzo el pueblo, hay muchísimo ambiente, todo el mundo está en la calle, mucho tráfico y movimiento, me sorprende. Llego al hotel, Metrópolis, desde el primer momento la gente amabilísima. Necesito una noche de calma. Descargo el moto, engraso, reviso y la dejo candada. Subo a la habitación, es cojonuda, dos habitaciones dobles para mí sólo, una con cama de matrimonio y la ducha tiene hidromasaje, que es algo que nunca jamás uso, pero le da otro toque jaja. Me ducho y cojo algo de ropa para ducharla conmigo, menos mal que hay muchos botes de gel. Dejo la ropa con el agua caliente abierto mientras deshago equipaje. Tiendo la ropa como puedo por mi habitación de invitados y pongo ahí la calefacción a tope.

Lavandería industrial

10 de la noche y ya estoy instalado en el hotel, duchado, con la moto revisada y engrasada. ¡Hoy vamos bien! Pregunto en recepción por algún restaurante de comida tradicional, pero no for turists, for you. Me dice de uno ahí cerca, me dice que es barato. ¡Ou yeah!

¡Hoy sí! ¡A vuestra salud familia! Aunque me encanta viajar solo, también me gustaría compartir esto y, durante el viaje, me acuerdo de muchos de vosotros en el interior de mi casco.

Veo los precios y son muy bajos, pido lo típico de la zona en la que estoy, Macedonia central (por cierto, me he quedado con ganas de ir a Macedonia, debe ser guapísimo). Ensalada griega, pulpo a la brasa, berenjena rellena… ¡Y una botella de vino blanco! Hoy no me corto. Cuando he terminado y pido la cuenta el camarero empieza a preguntarme, de donde soy, como he venido aquí, etc. No se lo cree, me mira raro pero se ríe, le enseño fotos y me dice que estoy loco. Me dice que tengo que comer el postre de aquí, que es delicioso. Le digo que no soy de dulces, que no tomo postres. Me dice que por favor, que un poquito. Ante su amabilidad me digo que un trozo pequeño y me viene con esto:

This is for crazy biker” ¡Jajaja! ¡Qué máquina! Encima no me lo cobra, le doy una pegatina y le digo que puede seguirme, es muy agradecido. No tengo suelto, pido cambio para dejarle propina, me da la mano y me voy para el hotel. Recuerdo lo de la GoPro y digo: “He reventado la cámara y estoy reventao yo, pero me encuentro muy a gusto, podría haber sido otro rutinario día y no, estoy aquí en el culo de Grecia, ¡Con mi CBR! Jaja en un pueblo donde nadie me conoce pero todos son amables… Y mañana la costa Griega y pa’ Turquía”.

Citando a mi ídolo Lemmy Kilmister: “Born to lose, live to win“.

Lemmy Kilmister, líder de los Motörhead y un Dios en general.

Ah ¡Y el vídeo! ¡Que queréis el vídeo! Por cierto, ¿Leéis esto hasta el final? ¿O solo avanzáis hasta ver el vídeo? ¿O bajáis a ver el vídeo y luego leéis esto? 🤔

Un comentario sobre “🇧🇬 Etapa 1×10 🇬🇷 – ✊🏼El Último Clásico🤘🏼

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: